La PNL viene utilizando lo aprendido de Milton H. Ericson como bases de trabajo, y aproximación a estados de comunicación más eficaz, ya que consigue llevar a los sujetos a estados de profundización y desbloqueo.

La mayoría de las personas hemos vivido situaciones en las que estando despiertos perdemos la noción de lo que nos rodea. ¿Quién no se ha sorprendido en alguna ocasión soñando despierto? ¿O pasado horas viajando sin darse cuenta por donde circula? ¿O metido en la trama de una película o una canción, o quedarse extasiado con un paisaje, escuchando a alguien hablar, o con una caricia?

Todos estos son estados de trance o hipnóticos. La diferencia es que en estos casos el trance surge espontáneamente sin posibilidad de utilizarlo concientemente con un objetivo definido y de forma controlada, como en el caso de la hipnosis inducida.

El trance hipnótico es un estado en el que el sujeto se concentra en un objeto o estado de tal forma que pierde noción de todo aquello que lo rodea. Como cuando vemos una película que nos atrapa o escuchamos música. Permitimos que las imágenes o sonidos nos envuelvan, perdemos el contacto con el aquí y ahora, nos concentramos tanto que sólo nos damos cuenta cuando termina. Nos dejamos llevar por la fascinación y vivimos en un estado de conciencia alterado, por el tiempo que dure nuestra atención.

La mente humana es inteligente, sobre todo el inconsciente. Nunca aceptaría una orden impuesta, y menos si llegara a ser perjudicial para el sistema humano. 

Lo característico del método de inducción de Erickson es que no pretende invadir o someter la mente a la dirección del que está guiando la relajación, sino más bien lo ayuda a liberar sus obstáculos para poder vagar por el inconsciente.

Para que la persona llegue a este estado será necesario poner todas las herramientas adquiridas en juego, y tener la suficiente flexibilidad y percepción para calibrar constantemente, registrar todo cambio fisiológico que registrará el estado mental, y sobre todo, manejar las técnicas de sugestión.

Milton Erickson utilizaba el lenguaje de forma consciente para inducir estados hipnóticos. El “hablar vago” permite a los oyentes dejarse llevar, perderse en sus pensamientos, dejar vagar a la mente, barriendo con los obstáculos para llegar al trance eficazmente.

El modelo Milton es opuesto al Metamodelo: mientras uno busca la ambigüedad el otro se basa en la capacidad de utilizar el lenguaje de forma precisa, exacta y detallada.

Los patrones lingüísticos que manejó llevan su nombre en su honor. Los mismos son detallados a continuación:

1. Nominalización: es la utilización de sustantivos abstractos, ambiguos, dándole al individuo la posibilidad de asignarle un valor propio a las palabras. Por ejemplo palabras como:confianza, libertad, belleza,…no son concretas no proponen nada que esté en desacuerdo con la experiencia interior del individuo. Lo que proponen las nominalizaciones no se pueden ver, ni oír, ni tocar, ni sentir. 

2. Verbos Indefinidos: Son útiles a la hora de expresarse difusamente verbos como “vivenciar”, “comprender”, sentir”, aprender”, “solucionar”, “emprender”…

3. Expresiones indeterminadas: Cumplen la misma función que los predicados nombrados anteriormente. Un ejemplo concreto de estas expresiones. Si le decimos a la persona “su mano se cerrará más tarde o más temprano” no estamos imponiendo ningún límite, con lo cual estamos favoreciendo la libre traducción física del hecho sugerido.

4. Enlaces o Conectores Lingüísticos: Para crear un enlace lingüístico debemos emplear nexos, palabras que sirvan de puente entre lo que ya existe y la situación buscada, invitando a la otra persona a reaccionar como si una cosa diera lugar a la otra. La simple conjunción “y” puede ser suficiente. “Está oyendo mi voz y sus párpados le pesan cada vez más mientras se sumerge en una relajación cada vez más profunda”.

Lista de conectores:
- Te genera
- Te ayuda a…
- Mientras tanto…
- A partir de

5. Suposiciones: Se trata de ofrecer dos caminos dando por sentado que la persona aceptará uno de los dos. “Prefiere estar sentado o recostado al momento de escuchar” Estamos dejando sentado que el individuo escuchará, pero le damos libertad para que elija la forma. Una vez que el inconsciente acepte que va a escuchar, la persona sólo tendrá que elegir cómo prefiere permanecer mientras el hecho suceda.

6. Acentuación analógica: Se utiliza para reforzar la eficacia de las órdenes ocultas. La instrucción que importa se acentúa, de manera que la persona sólo la perciba inconscientemente. Se puede variar la voz, subir o bajar el volumen, hablar más pausadamente, etc.

Ejercicio

  Observá un individuo que se encuentre en un estado hipnótico cotidiano: puede ser un familiar concentrado en un programa de televisión, un chico haciendo la tarea, una pareja por la calle, etc. Tomá nota de los estados fisiológicos que encuentres.

 Utilizando los métodos detallados anteriormente, (nominalizaciones, verbos indefinidos, expresiones indeterminadas, suposiciones, enlaces o conectores lingüísticos) elaborá un modelo de inducción hipnótica. Podés ayudarte con los ejemplos dados anteriormente o utilizar aquellos que te vengan a la mente, y creas conveniente. 

About these ads

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s